jueves, 22 de junio de 2017

De videojuegos, fanfics y vídeos

¡Hola a todos!
En esta entrada quiero contaros unas cuantas cosillas relacionadas con la escritura y con mis redes, así que vamos allá :)

Para empezar, quiero hablaros del tema de los vídeos. No hace mucho ya comenté por varios sitios que no quería seguir subiendo vídeos, porque es algo que me desgasta y es la pura verdad que, en este tiempo que llevo sin grabar, sin editar y sin subir, estoy bastante tranquila y relajada.

Aun así, mi idea era subir un vídeo hablando más en profundidad sobre mi experiencia en Madrid; no sólo en la Feria del Libro, de lo que ya hablé en esta entrada, sino de todo lo demás que vi y que viví allí. Tengo el vídeo a medias, pero mi ordenador me ha estado dando problemas con el audio, así que no he podido ponerme a terminarlo, editarlo ni nada.

Por tanto, hice rápidamente un vídeo muy, muy cortito y bastante cutre (las cosas como son) avisando de mi inactividad en el canal por el momento. Para julio me gustaría poder subir el vídeo sobre Madrid y, después, otro en el que hable sobre el futuro del canal. Porque, siendo sincera, me lo he estado pensando y, quizá, siga con los vídeos.

Pero no van a ser vídeos como hasta ahora. He estado probando un nuevo formato para el vídeo de Madrid y me ha gustado bastante, me ha resultado más cómodo y creo que podría agilizar el tema de editar. Ya he comentado que eso es lo que más me cuesta de todo este tema de subir vídeos, así que, cuando mi portátil esté arreglado, me pondré a trabajar en el vídeo de Madrid.

El caso es que después de ese tengo algún que otro vídeo más en mente. Van a tardar en llegar, no sólo por mi ordenador sino porque youtube no es mi prioridad, y ya digo que estoy la mar de tranquila sin tener que pensar en subir vídeo y tal. Algo que voy adelantando, y que ya diré en el canal no sé cuándo, es que la frecuencia de un vídeo al mes se va a acabar.

Lo sé, muchos estaréis pensando que soy una exagerada, que un vídeo al mes ya es bastante poco, pero ya he explicado mis circunstancias y no me voy a repetir. El caso es que incluso teniendo un mes entero para subir un vídeo me acabo agobiando por tal de tener el vídeo listo a tiempo, así que, no, no quiero seguir así. Porque volvemos a lo mismo: agobio, estrés, ordenador lento, enfado... Y no. Eso se acabó.

Ya en el canal hablaré sobre el tema cuando vaya pudiendo, pero, básicamente, voy a subir un vídeo cuando me apetezca. Tal vez haya uno un mes y el siguiente no llegue hasta tres meses más tarde, tal vez tarde sólo unas pocas semanas... Lo que me apetezca. Y cuando me vaya dando tiempo. Y santas pascuas. Y si a alguien no le gusta, pues lo siento, pero youtube no es mi vida. Ni siquiera tengo muchos suscriptores, así que no creo que tenga que matarme para subir vídeo cuando es algo que me cuesta tanto y me lleva tanto tiempo.

Cambiando de tema, quería deciros que estoy escribiendo bastante otra vez y que tengo un proyecto casi, casi acabado. No se trata de una historia original, sino de un fanfiction, y he pensado empezar a subirlo a DeviantArt en julio. En fin, habrá quien que piense que pierdo el tiempo escribiendo fanfics, que los fanfics son una mierda, que la gente que escribe fanfics no sabe escribir... Bueno, dejadme deciros que yo he leído fanfics buenísimos, maravillosos y que me han hecho reír y llorar, sobre todo porque me dan una nueva visión de unos personajes que ya conocía, y eso es algo que me encanta.

Y también, por otro lado, más de una vez y más de dos he leído libros publicados, es decir, historias originales, que me han parecido pura basura. Recalco el "me han parecido"; opinión personal, no digo que sean basura sino que a mí me lo han parecido. Y pienso que todos esos fanfics que tanto me han gustado se merecen más reconocimiento que esos libros publicados que tanto me han disgustado.
Vaya, que habrá fanfics malos, mal escritos y lo que queráis, pero eso también se puede aplicar a los libros originales que encontramos en librerías. Así que no me valen esos "argumentos" xD

El caso es que estoy acabando de escribir un fanfic en el que llevo trabajando ya unos cuantos meses. Voy más o menos por la mitad, el final está cada vez más cerca y, después de haber arreglado varios errores que he cometido a lo largo del proceso de escritura, creo que quizás ha llegado el momento de empezar a subirlo a DeviantArt.

¿Por qué en DeviantArt? Por dos motivos: porque estoy escribiendo este fanfic en inglés, idioma predominante en dicha red social, y porque el fanfic es sobre los juegos de Mario. Y si entré en DeviantArt hace ya dos años es precisamente porque me topé con cómics y fanfics de Mario que me encantaron demasiado, y quise estar al loro para leer más. Y, sí, sigo leyendo fanfics y cómics de vez en cuando, y me encantan porque he crecido jugando a Super Mario y en gran parte de estos fanfics hay referencias por un tubo a los juegos que me han acompañado desde pequeña. De hecho, gran parte de ellos se basan en un juego en concreto: en Luigi's Mansion, en el primer Super Mario Bros., en Paper Mario, en Dream Team...

Yo ya escribí algunos fanfics basados en el último juego mencionado hace cosa de un año, pero poco a poco he ido barruntando una nueva idea y me puse a trabajar en ella en cuanto tuve ocasión. Y creo que va a ser lo primero que acabe en varios años. Ya he hablado por aquí del parón escritoril que he pasado, porque desde BECADP no he terminado nada de lo que he empezado a escribir (y BECADP la escribí en 2013, así que ha llovido bastante xD). Pero por fin parece que eso va a cambiar, aunque tampoco me quiero columpiar, que basta que diga esto por aquí y me pase cualquier cosa y no acabe lo que estoy escribiendo XD

Pero, sí, de momento estoy encantada escribiendo esta historia. Estoy inmersa en su escritura, pero quería hacer una pequeña pausa para poder subir esta entrada y contaros un poquito sobre el tema. Y quiero aclarar que empecé a escribir este fanfic mucho antes de saber de la existencia del Mario Odyssey, porque resulta que van a haber algunas cosillas en el fanfic que salen en ese juego. Yo lo dejo claro: la idea se me ocurrió a finales del verano pasado, más o menos, y el Mario Odyssey es de este año. Que conste que no me he copiado xD

Tampoco es que el fanfic sea clavadito a ningún juego, pero hay ciertos detalles que sí coinciden. Yo sólo espero que, a quien lo lea, le guste, y ya digo que lo voy a empezar a subir este mes de julio en mi cuenta de DeviantArt. Pero allí todavía no he dicho nada. En el momento en que escribo esto, todavía tengo pendiente actualizar mi journal para hablar del tema, pero planeo hacerlo antes de que llegue julio. I promise xD

En fin, hablando del Mario Odyssey, he de decir que me ha encantado lo que se ha visto hasta ahora. Al principio no me llamaba mucho, pero desde el E3 no dejo de fangirlear, tanto con el tráiler como con la canción que suena en el mismo, que me encanta locamente y que os dejo por aquí:


Yo no tengo una Nintendo Switch y no me podría permitir comprarme una ahora, ni de lejos. Pero tengo algunos proyectos en el horizonte que quizá me aporten algún dinerillo, así que, si me fuera posible, intentaría ahorrar para comprarme una Switch más adelante, y con ella, el Mario Odyssey. E incluso el crossover con los Rabbids me ha llamado la atención, y eso que esos conejos nunca me han gustado, pero, oye, en el tráiler me han hecho bastante gracia xD

Eso sí: el juego que va a caer sí o sí en mis manos es el remake de Superstar Saga. Os juro que estuve casi llorando e hiperventilando cuando vi que los rumores sobre dicho remake eran ciertos, porque es que ese juego es mi vida entera xD Descubrí Superstar Saga cuando tenía doce o trece años y era bastante inexperta en el tema de los videojuegos. De hecho, hasta hace relativamente poco no aprendí a distinguir entre un juego RPG y uno de plataformas xD 

Superstar Saga pertenece al primer grupo, y fue, de hecho, el primer juego RPG que jugué en mi vida. Recuerdo que en su momento me pareció larguísimo y que me costó mucho pasármelo, pero es que además fue también el primer juego que me pasé yo solita. Así que le tengo un cariño especial, y después de ese juego llegaron Partners in time, Bowser's inside story, Dream team y Paper jam, todos ellos parte de la saga Mario & Luigi. Los he jugado todos, aunque el de Bowser no lo he llegado a completar, pero lo poco que jugué me gustó bastante. Mi favorito de estos cuatro es sin duda Dream team, pero está por debajo de Superstar Saga. Por muy poquito, porque realmente amo y adoro el Dream team, pero es que Superstar Saga es Superstar Saga. It holds a special place in my heart.

En fin, que me estoy muriendo de ganas de que llegue el seis de octubre para pillar el remake de Superstar Saga, que tiene el subtítulo de Bowser's Minions. Tengo la suerte de que mi cumpleaños sea justo una semana antes, así que cualquier dinerito que pille ese día va de cabeza para comprar mi amado Superstar Saga. Si habéis jugado el antiguo (de 2003, ahí es ná) o si tenéis interés en ver cómo es el nuevo, os dejo por aquí el tráiler:


Lo cierto es que no tenía intención de hablar de videojuegos en esta entrada, pero una cosa lleva a la otra y... En fin, ya sabéis xD

Por el momento no tengo mucho más que contar. Simplemente, tal como he dicho, trataré de subir el vídeo de Madrid lo más pronto que pueda y podéis seguirme en DeviantArt si queréis para leer el fanfic que voy a empezar a subir en julio (está en inglés, lo recuerdo). Por lo demás, sigo bastante activa en instagram, estoy intentando volver a estarlo en twitter y actualizo de vez en cuando mi otro blog. Estoy a expensas de pillar un trabajito y estoy estudiando oposiciones mientras, así que mi vida está bastante ocupada, la verdad.

En fin, como siempre, aquí tenéis mis redes sociales:
-Twitter: @SilenZahra // @BlogsSanCG.
-Instagram: @SilenZahra.
-Facebook: Página de autora.
-Goodreads: Sandra C. Gallegos.
-DeviantArt: SilenZahra.
-Wattpad: @SanCGallegos.
-Mi otro blog: El Jardín del Invierno.
-Mi canal de youtube: Sandra C. Gallegos.
-Mi e-mail: sandra.cgallegos@gmail.com.

Y ahora me largo a ver El ministerio del tiempo xD
¡Nos leemos!

sábado, 10 de junio de 2017

Mi experiencia en Madrid

¡Hola a todos!
Tras unos cuantos días descansando para recuperarme del viaje a Madrid, vengo al fin a contaros cómo ha sido la experiencia.

En pocas palabras os diré que estos días en Madrid han sido de los mejores que he pasado en toda mi vida. No quería volver. Allí está todo lo que me gusta. Está el Museo del Prado, que mi novio y yo visitamos en la mañana de nuestro segundo día allí. Está Callao, con su FNAC y con su cine y con su Corte Inglés, todo a lo grande (aunque confieso que no he entrado en el cine, pero meh XD). Está la Gran Vía, con su Casa del Libro, su inmenso Primark y sus numerosos y variopintos sitios para comer. Está la Puerta del Sol, donde siempre ocurre algo, donde la gente se manifiesta y donde puedes ver en persona el famoso reloj de las campanadas de Nochevieja.

Y está el Parque del Retiro.

Qué maravilla de sitio, de verdad. ¡Es TAN enorme! Esos caminos ocultos, ese césped que invita a tumbarse, esos jardines, el Palacio de Cristal, el Ángel Caído, la zona de las barcas... Y me quedo corta, porque es que ni siquiera pudimos ver el parque entero de lo gigantesco que es. ¡Incluso descubrimos que hay una parada de metro dentro del parque! Juro que estábamos flipando xD

Quizá algunos de los que me leáis veréis todo esto que comento de lo más normal. Claro; si habéis crecido en Madrid o cerca de la capital, seguramente estaréis más que habituados a verlo todo a lo grande, y a utilizar el metro (en el cual nosotros nos perdimos. Qué agobio y qué estrés, de verdad), y a tener cerca toda clase de eventos, sean de libros, de películas, de música...

Pero yo soy de Cádiz. No de la capital, pero me pilla relativamente cerca, y estoy acostumbrada a que todo sea pequeño. Mi ciudad es más o menos grande, aunque después de haber visto Madrid casi que la considero un pueblo, de verdad, sin ánimo de ofender a quien viva en un pueblo; es una comparación de tamaño, nada más. 

El caso es que mi ciudad, que es de las más grandes de la provincia de Cádiz, me parece diminuta, así que no hablemos ya de Cádiz en sí, que es pequeñita y no puede crecer más. Me gusta Cádiz, no me entendáis mal; creo que es una ciudad realmente bonita, más que la mía, y me encanta la idea de poder bajar a pasear por la playa a la hora que sea, sin tener que depender de trenes, autobuses y demás para volver a casa.
Pero creo que eso es todo lo que Cádiz tiene. Aparte de su gente, su cultura, su historia y tal.

No lo digo con ánimo de desmerecer ni a la capital, ni a mi ciudad, ni a ningún otro lugar de mi provincia. Simplemente, Cádiz queda reducido a una simple esquinita marginada de España, si tenemos en cuenta que en Madrid está absolutamente todo. Tan sólo le falta una playa, pero, siendo sincera, no me parece que la necesite.

Me deprime estar ahora en mi ciudad, os lo prometo. Todo se me queda pequeño. Aquí no puedo salir a pasear y descubrir sitios nuevos al perderme. Aquí no puedo ir a un museo y encontrar muchísimos de los cuadros que estudié en bachillerato y que tanto me encantaron. Aquí no puedo encontrar todos los libros que me gustaría leer, porque no hay FNAC ni Casa del Libro, y, aunque sí que hay algunas librerías muy buenas, siento decir que no es lo mismo. Aquí no puedo obtener la firma de los autores que me gusta leer porque, simplemente, no vienen. A Cádiz no me los traen nunca; lo más cerca, Sevilla, y la verdad es que el transporte me sale bastante caro.
Y también en Sevilla hay FNAC y Casa del Libro, pero, de nuevo, no puedo estar viajando a Sevilla cada dos por tres. 

Y Cádiz está muy vacío. Muy, muy vacío, y supongo que esto podría ser visto como una ventaja por algunos, pero me temo que este es uno de los motivos de que apenas vengan los escritores que me gustan a firmar o presentar sus libros aquí, o que no abran un FNAC o una Casa del Libro porque no les sería rentable, o que no haya siquiera un Starbucks o un Dunkin Coffee, los cuales los hay a patadas tanto en Sevilla como en Madrid. ¡Ni siquiera el cine me pilla cerca de casa! Antes había tres cines en mi ciudad y ahora tenemos solamente uno, y es el que está más lejos y el que sale más caro. Igualito que en Madrid, que está el cine de Callao en pleno centro y, por la zona de Tirso de Molina, creo recordar que hay un Yelmo Cines.
¡Igualito que en mi ciudad!

Si hasta tenemos un Parque del Retiro... el cual no llega a cubrir ni una quinta parte del Retiro de Madrid. Es enanísimo, sólo una extensión de césped con algunos columpios y un estanque que tiene pinta de estar tan contaminado, que no entiendo que puedan vivir peces en él. Por supuesto, allí no hay sitio para una feria del libro, ni para un ángel caído, ni para un palacio de cristal, y no hablemos ya de un lago con barcas.
Me estoy deprimiendo más y más a medida que tecleo XD

Lo que quiero decir con esto es que Madrid me ha encantado demasiado. A pesar de lo superpoblado que está, a pesar del miedo que me dio estar en Madrid el sábado 3 por la noche (por eso de que jugaba el Madrid, que, oye, me parece genial que haya quien disfrute del fútbol, pero nunca entenderé a quienes se lo toman tan a pecho, como si fuera a cambiarles la vida que su equipo gane o pierda. En fin, prefiero no meterme en eso), a pesar del dolor de pies y de las veces que nos perdimos, tanto yendo a pata como en el metro, yo volvería. Con los ojos cerrados. Con más dinero, con una maleta más grande y en tren, para poder llevar más libros sin que me pongan pegas por exceso de equipaje y tal.

Vaya, que ojalá me pudiera mudar a Madrid. Sé que sueno como la típica persona que jamás ha visto un sitio tan grande y ha quedado alucinada y admirada, pero es que Madrid es una maravilla. Tan enorme, con esas calles tan amplias y largas, que tardas como media hora en recorrerlas, y con un museo casi en cada esquina. Y con tantos sitios diferentes para comer, tantos lugares donde disfrutar de la cultura, ¡tantos teatros! Lo que hubiera dado por haber podido entrar a ver el musical del Rey León, de verdad.

No puedo dejar de mencionar la Feria del Libro. Después de haber visto la de Madrid, he decidido que ni en broma pienso volver a pisar la de mi ciudad, porque es que me voy a deprimir xD Estoy hablando fatal de mi ciudad y de mi provincia en esta entrada, lo sé, pero es que Madrid es otro mundo. Yo ya estaba bastante asqueada con mi ciudad natal desde antes de visitar la capital, de hecho, y con esto no he hecho más que confirmar mis sospechas de que Cádiz no es mi sitio. Han aumentado mis ganas de abandonar esta provincia y venir sólo de visita, de vez en cuando y para ver a la familia e ir a la playa.
Quiero vivir en Madrid.

Me encantaría encontrar un trabajo allí. No sé si llegué a mencionarlo en este blog, pero he empezado a estudiar oposiciones y, aunque sé que me queda un largo camino por delante, mi meta personal sería llegar algún día a residir en Madrid gracias a las oposiciones. Espero de verdad conseguirlo, porque allí es donde realmente quiero estar. Es que me hubiera quedado allí un mes más, de verdad.

Volviendo a la Feria del Libro (que me voy por las ramas como Tarzán XD), he alucinado con lo enorme que es y con lo llena que está siempre. ¡Hasta los perritos van allí de paseo! XD Qué larga, y qué grande, y qué gran variedad de casetas: de editoriales, de librerías, divididas por géneros... Una caseta para los cómics, otra para los clásicos, otra para los libros infantiles, otra para las novelas de misterio... Esa organización no la había visto yo nunca antes en ninguna feria del libro. Y creo que es perfecta.

La feria es muy, muy larga. Ocupa una calle enterita del Parque del Retiro, y puedes ver su principio pero no el final. Si llegas por un extremo, sea desde el Ángel Caído o desde la Puerta de Alcalá, no llegarás a ver el otro, porque hay muchísimas casetas, cerca de cuatrocientas. Para alucinar, de verdad xD

Los días dos, tres y cuatro de junio los pasamos exclusivamente en la Feria del Libro. El viernes dos conseguí las firmas de tres autoras a las que he empezado a leer hace muy poquito y que me han encantado: Andrea Izquierdo (Otoño en Londres), Alba Quintas (La chica del león negro, La flor de fuego) y Gema Bonnín (Arena roja, La dama y el dragón).

Las dos primeras estaban juntas en la caseta de la editorial Nocturna, si no recuerdo mal, y ambas fueron dos cielos. Mientras me firmaban charlaron un poco conmigo y se fijaron en mi camiseta de Harry Potter, y luego fui a ver a Gema Bonnín y también estuvimos charlando un rato, ya que me firmó La dama y el dragón, que fue, si no recuerdo mal, la primera novela que publicó. Claro, ella estaba promocionando su bilogía Arena, lo más reciente que ha publicado, y me comentó que le resultaba extraño volver a escribir los nombres de los personajes de La dama y el dragón, pues hacía siete años, ni más ni menos, que la había escrito. Los mismos que hace que yo escribí Magia medieval, dicho sea de paso xD

El caso es que las tres escritoras fueron unos cielos y me quedé con ganas de haber podido charlar un poquito más con ellas y haberles pedido alguna foto. En el momento en que fui a verlas estaba empezando a llover (qué tiempo más raro hace en Madrid, by the way) y me estaban esperando, así que no pude quedarme demasiado, pero lo bueno es que luego fuimos al evento de la editorial Nocturna y allí estaban ellas, hablando de sus libros y de sus próximos proyectos. ¡Cómo me encantó verlas y conocerlas!

El sábado tres de junio, en principio, yo iba a ir a la BLC. Spoiler: al final no fui XD Mi idea era conseguir las firmas que me quedaban y luego echar la tarde por el Retiro, con la gente de la BLC, pero tengo un problema muy grande y es que me cuesta muchísimo socializar. De verdad, durante todo el día me estuve cruzando con gente que iba a la quedada, ¡e incluso con booktubers a los que sigo! Martitara, Josu Diamond, Uka, Little Red, Cookie Sonia, La Trotamundos... Vi a tantísima gente que sigo. ¡Y no fui capaz de decirles nada!

A mi novio ya hasta le daba rabia que le dijera: "¡Nos acabamos de cruzar con un/a booktuber que sigo!" xD Siempre me preguntaba: "¿Y por qué no vas y le saludas?" Y aquí está el problema, y es que yo lo que no quiero es molestar, o parecer una fan loca, o una acosadora, or whatever. Que igual estaréis pensando que exagero, pero, claro, yo a estos booktubers y a la gente de la BLC los veía en grupos, con sus amigos, charlando y riéndose... Y, claro, yo pensaba: "No voy a ir yo, en plan loca, a interrumpirles sólo para decirles: '¡Hola! Te conozco, pero tú a mí no. ¿Nos hacemos una foto?'" Y no era plan, vaya.

Sé que resulta extraño explicarlo así, pero el caso es que no les quería molestar, porque, claro, estaban a sus cosas, pasándoselo bien, y no iba a aparecer yo ahí, de repente, en plan loca, para decirles que los sigo y que si se hacían una foto conmigo. Es que suena a acoso en mi cabeza XD Distinto sería que estas personas estuvieran en una caseta firmando, como fue el caso de Andrea Izquierdo, a.k.a. Andreo Rowling, con la que sí charlé un poco, como he dicho, mientras me firmaba su novela, y tuve el valor de comentarle que me moría por saber en qué ciudad transcurriría su segundo libro.

Pero de paseo por la feria o el parque, mientras iban a sus cosas con sus amigos... a mí no me salía pararme delante de ellos. Y, además, ¿qué les iba a decir? ¿Solamente que les sigo y que los admiro? Ya os digo que me cuesta muchísimo socializar y nunca sé muy bien qué decir cuando estoy conociendo a alguien, mucho menos a alguien a quien sigo y admiro. Leñe, si en la firma de Javier Ruescas me preguntó qué tal y yo le contesté de manera abrupta: "¡Me llamo Sandra!" XDDD Estaba de los nervios, y seguro que si hubiera intentado saludar a algún booktuber por la feria me hubiera pasado lo mismo. Los nervios me pueden xD

En cuanto a las firmas, pues, como he dicho, fui a ver a Javier Ruescas, para quien había una cola considerable. Mi novio y yo llevábamos en la feria desde las diez, porque a las doce iba a firmar Ibáñez, el autor de Mortadelo, y mi novio quería verle y que le firmara, así que se puso a la cola bien temprano mientras yo esperaba a que empezasen las firmas en las casetas a las que tenía que ir. Cuando la feria abrió a las once y empezaron a anunciar a los autores que firmaban y en qué casetas (maravilloso invento, de verdad), descubrí que Javier Ruescas empezaba a firmar a las once y no a las doce, como yo creía, así que corrí rauda y veloz a ponerme en la cola, y a eso de las doce llegó mi turno.

Ya digo que estaba de los nervios xD Me pasé como una hora esperando al sol y de pie, y si a eso le sumamos el sueño y el cansancio de los días anteriores, pues mi cabeza no daba para mucho en ese momento, qué queréis que os diga. Por eso, cuando Javier me saludó amablemente con un "¿Qué tal?" mientras cogía el ejemplar de Cuentos de Bereth que le llevaba, en lugar de contestar "Bien", o "Muy nerviosa", o lo que sea, me salió soltarle: "¡Me llamo Sandra!" Así, como para asegurarme de que me firmaba bien el libro. No sé, no estaba yo pensando mucho en ese momento xD

Lo mejor fue que Javier se fijó en mi camiseta, que también era de Harry Potter, aunque no era la misma que llevé el día anterior a las firmas de Alba, Andrea y Gema, sino otra diferente. La del viernes era negra y mostraba el Mapa del Merodeador. La del sábado era gris y mostraba el escudo de Hogwarts. Y los cuatro autores se fijaron en ellas xD Potterhead power!

Después de Javier Ruescas y todavía nerviosa perdida, me fui a la otra punta de la feria a ver a Clara Cortés para que me firmase Al final de la calle 118. Se me bajaron un poquito los nervios por el camino, por suerte, y con Clara no tuve que esperar mucha cola. Fue de lo más simpática y me escribió una dedicatoria muy elaborada, así que me encantó conocerla. Después, ya con mi chico después de que él hubiera visto a Ibáñez, nos pusimos juntos en la cola de Victoria Francés, a quien también él quería conocer, y allí nos tiramos dos horas enteritas hasta que llegó nuestro turno. Fue la parte más pesada, la verdad, pero es cierto que las horas de cola merecen mucho la pena.

Por la tarde ya sólo me quedaba una firma que conseguir: la de mis queridas Iria G. Parente y Selene M. Pascual, a quienes sigo y admiro desde que sacaron la primera edición de Alianzas allá por 2014. También tuve que hacer algo de cola, esta vez acompañada por mi novio, pero, dado que fuimos tempranito y que eran como las cinco de la tarde, no había tanta gente, así que no tuve que esperar más que unos minutos hasta llegar a verlas. De nuevo, fueron majísimas e Iria incluso me reconoció de las redes sociales y de la vez que las conocí en Sevilla. ¡Hasta se dio cuenta de que me había teñido el pelo! XD

Y además Iria tuvo el detalle de indicarme que me acercase un momento a la caseta en la que iban a firmar después para poder darme el merchandising del libro que yo les llevaba, Encuentros, ya que en el momento de la firma estaban en una caseta diferente. Así que fui a verlas un par de horas más tarde e Iria enseguida me dio el merchandising, y además pude coger varios marcapáginas de tres de sus novelas, así que no puedo estar más encantada :D

Vaya, que fue la mar de productivo el fin de semana, porque pude ir por primerísima vez a un evento editorial, el de Nocturna, donde revelaron sus próximas publicaciones (¡Ladrones de Libertad! ¡Invierno en Las Vegas! ¡La ciudad de las sombras!), y además pude conocer a varios de mis escritores favoritos y llevarme una firma y, a veces, una foto con ellos. Aish, de verdad que me quedo a vivir en la Feria del Libro de Madrid <3

El domingo fue un día algo más tranquilo. Mi chico y yo nos dimos un último paseo por el centro de Madrid: fuimos al FNAC, a Sol y al Corte Inglés, y por la tarde volvimos a la feria, pues él acababa de descubrir a un dibujante de cómics que firmaba esa tarde y quería verle. Allí caímos los dos: él compró otro cómic más de dicho autor, de forma que obtuvo dos firmas de él, y yo me llevé un cómic sobre mujeres que han hecho historia y que estoy deseando leer.

Y luego ya llegó el estrés de recoger las maletas, coger el tren para ir al aeropuerto, pasar todos los controles, embarcar en el avión y, finalmente, aguantar como una horita de vuelo hasta llegar a casa. 
Y se acabó todo.

De verdad os digo que sólo de saber que no estoy en Madrid me deprimo. Mira que estábamos en un estudio muy pequeñito, solos en una ciudad desconocida, con una cantidad limitada de dinero para pasar los cinco días allí... Pero, leñe, el estudio era pequeñito pero la mar de apañado y tranquilo, la ciudad es una maravilla y poco a poco aprendimos a movernos por ella (aunque un poco más y todavía seguimos buscando la Plaza Mayor. ¡Anda que no está escondida, la muy...!), y con lo que llevábamos nos bastó para poder comer bien cada día, darnos todos los caprichos que pudimos y pagar los transportes. Incluso hubiera podido traerme uno o dos libros más, porque, a última hora, en el avión no me dijeron nada del peso de la maleta. Si lo llego a saber, me compro Arena roja y le pido a Gema Bonnín que me lo firme junto con La dama y el dragón. Qué rabia me da de pensarlo, de verdad xD

Pero en fin, otra vez será. Mi novio y yo hemos acabado más que encantados con la experiencia y tenemos claro que nos gustaría repetirla el año que viene, así que hemos empezado a ahorrar desde ya. A la próxima iremos en tren, así podré llevar una maleta más grande con más libros para que me firmen. ¡Y podré comprar más libros allí! :D
Pero no sé si me atreveré a intentar otra vez lo de la BLC... Tengo ese problema que he comentado, qué le voy a hacer. Quizá vaya a las firmas y ya está, como he hecho esta vez, y si alguien me saluda, pues bienvenido sea :)

Antes de irme, os comento que por instagram estoy subiendo poquito a poco distintas y variadas fotos de los sitios de Madrid que visité y de los libros y cosillas que me traje. Si os apetece verlo todo a medida que lo vaya subiendo, y ver lo que he subido hasta ahora, podéis seguirme aquí. Y, sí, mi cuenta sigue abierta y creo que al final va a quedarse así :)

Sin más, me despido hasta la próxima, que todavía tengo algunas cosillas que contaros :P Como siempre, podéis encontrarme en mis redes sociales:

-Instagram: @SilenZahra.
-Facebook: Página de autora.
-Goodreads: Sandra C. Gallegos.
-DeviantArt: SilenZahra.
-Wattpad: @SanCGallegos.
-Mi otro blog: El Jardín del Invierno.
-Mi canal de youtube: Sandra C. Gallegos.
-Mi e-mail: sandra.cgallegos@gmail.com.
¡Nos leemos!