jueves, 31 de enero de 2019

En la recta final

¡Hola a todos!
Hoy vengo a hablaros de algo que descubrí hace muy poquito en la página del NaNoWriMo y que he decidido utilizar.

Lo más probable es que, si habéis participado alguna vez en el NaNoWriMo o estáis familiarizados con su web, ya conozcáis esto de lo que os voy a hablar, pero para mí ha sido el descubrimiento del año xD 

Resulta que, si bien durante el mes de noviembre la página habilita el contador de palabras para alcanzar las 50k, el resto del año tienes la opción de crearte una nueva meta a tu elección, decidiendo el número de palabras que quieres escribir y el tiempo en que quieres hacerlo. Se puede hacer en la pestaña de goal trackers (siempre que no sea noviembre).


¡Así que eso es lo que he hecho! Desde el pasado lunes, día 28, he empezado a revisar lo que llevo escrito del Proyecto IMA (que es más o menos la mitad) y, aunque voy despacito, mi intención es escribir lo que me queda (es decir, la otra mitad) de aquí al 20 de marzo (mi santo). Creo yo que es tiempo de sobra, teniendo en cuenta que tengo ya establecido y decidido todo lo que tiene que pasar, además de las cosillas a ir editando en lo que tengo escrito hasta el momento. 

El problema está en que hace dos meses que no escribo con asiduidad y estoy muy desconectada de la novela. El NaNoWriMo me dejó tan KO que, cuando terminó, empecé a dedicarme a otras cosas, como leer, jugar a los Sims (menudo vicio, madre mía), buscar trabajo, salir, entrar, echar el rato en internet...

Y ahora me encuentro mentalmente muy alejada de la historia de Irma, Marina y Aurora, y me cuesta bastante volver a ella, no sólo porque la narración es en primera persona, sino por todo por lo que pasan mis tres protagonistas y lo complicado y agotador que resulta meterse en su piel. No estoy contando precisamente una historia bonita donde todo es de color de rosa, sino todo lo contrario: mis hijas sufren muchísimo, en especial una de ellas, por lo que narrar esta novela me está resultando muy duro mental y emocionalmente.

Por eso me cuesta tanto ponerme a escribir. Por eso me cuesta abrir el documento, releer lo que llevo escrito, dejarme guiar por las voces de las protagonistas y seguir escribiendo. Por eso estoy tardando tanto, a pesar de que, como digo, sé todo lo que tiene que pasar desde la mitad hasta el final. Y he hablado un poquito de ello en mi cuenta de twitter.

Pero esta historia merece ser contada. Mis hijas merecen que termine esta novela por fin. Así que, por mucho que me pueda costar y/o agotar mentalmente, seguiré escribiendo. Y espero cumplir con la meta que me he propuesto y tener la novela lista para el 20 de marzo.


¿Qué pensáis vosotros? ¿Creéis que lo conseguiré? ¿Conocíais la función de goal tracker de la página web del NaNoWriMo? ¿La habéis utilizado alguna vez? ¡Contadme!

Como siempre, aquí tenéis mis redes sociales para cualquier cosilla que me queráis comentar:
-Twitter: @SilenZahra // @BlogsSanCG.
-Instagram: @SilenZahra // @SilentBookGirl // @SanCGEscrit.
-Facebook: Página de autora.
-Goodreads: Sandra C. Gallegos.
-DeviantArt: SilenZahra.
-Wattpad: Sandra CG.
-Mi otro blog: El Jardín del Invierno.
-Mi e-mail: sandra.cgallegos@gmail.com.

¡Nos leemos!